lunes, 7 de diciembre de 2009

Consejos para proteger a nuestras mascotas de los Juegos Pirotecnicos

Ayudar a las mascotas a enfrentar los fuegos artificiales puede evitar varios accidentes. Mientras todos se abrazan y celebran, hay algunos miembros de la familia que no lo pasan nada de bien para las fiestas de fin de año: el estruendo de los fuegos artificiales estresan a más de una mascota. Así, algunas se escapan, en tanto que otras destrozan todo a su paso. Y no sólo perros o gatos. A conejos, roedores u otros animales de presa los puede invadir el miedo que les surge por instinto. Por eso, a una semana de Año Nuevo, los dueños pueden tomar en cuenta algunas recomendaciones para reducirles su incomodidad. Aunque lo ideal es trabajar el tema con más de dos semanas de antelación, desde hoy se puede intentar cierta desensibilización a los ruidos, explica la doctora Alicia Valdés, directora de los Hospitales Clínicos Veterinarios de la Universidad de Chile.
La terapia consiste en exponer al animal a esta situación, pero acompañado de una experiencia agradable. Para ello, "hay que grabar ruidos de fuegos artificiales y ponérselos al animal a bajo volumen mientras se juega con él o se hacen otras cosas, para luego ir aumentando gradualmente el volumen y uno ir apartándose de a poco". Si se pone muy nervioso, hay que detener la actividad. La meta es lograr que la mascota pueda manejar esos ruidos con tranquilidad.
Otra medida adecuada es, el día 31 de diciembre, agotarlos sacándolos a dar un paseo y dándoles después un buen plato de comida, permitiendo así un sueño más pesado.
Las flores de Bach o la homeopatía también andan bien. Se puede usar phosphurus y, en flores de Bach, rescue remedy, rock rose, cherry plum o mímulus, aclara Maricarmen Barba, médico veterinaria de la Clínica Naturalvet y especialista en comportamiento animal (etología). Claro que siempre es mejor preguntarle antes a algún veterinario que trabaje en esta línea de terapias. Durante la noche de Año Nuevo, el escenario cambia si los dueños celebran en casa o salen, aunque en ambos casos se sugiere dejar al animal en una pieza sin ventanas, lo más aislado posible de los ruidos, con abundante agua y algún televisor o radio encendidos.
Efecto paradojal
Si la familia permanece en el hogar, no es aconsejable que le hagan cariño al animal mientras está asustado. "Esto, porque al acariciarlo la persona va confirmándole que ese estado de nerviosismo o temor es lo correcto". Al contrario, si la mascota queda sola, hay que dejarla en una habitación sin artefactos eléctricos a su alcance, sin cadena puesta y con las ventanas bien cerradas (ya que pueden tratar de escapar). También acordarse de la música o la TV e incluso se le puede dejar una prenda de ropa con olor a su amo. Para usar sedantes es indispensable conversar antes con el veterinario. Estos fármacos no sólo pueden traer respuestas inadecuadas a nivel de presión sanguínea, sino que incluso hay gatos que responden de manera contraria, es decir, se ponen aún más inquietos, lo que se conoce como "efecto paradojal".
Fuente:
MARÍA PAZ CARVAJAL. http://www.conciencia-animal.cl/paginas/temas/temas.php?d=1065

1 comentario:

CANICA dijo...

Buen articulo, voy a aplicarlo cuando se tenga algun tipo de festividad donde revienten fueegos articiales.

Aca les dejo mi blog para que le den un vistazo:
http://tour-safari.blogspot.com/